Renovarse o morir. Esto es lo que han tenido que pensar la mayoría de empresas que han decidido vender online y ofrecer a sus clientes locales la opción de recoger en tienda. No todas las empresas, tienen la opción de ofrecer un servicio a domicilio, pero si es cierto, que pueden preparar la compra y entregar en la “ventanilla” al estilo de McAuto o AutoKing.

No solo son los negocios de restauración los que han ofrecido u ofrecen este servicio, sino también empresas de cualquier tipo de artículos, como pueden ser las tiendas de barriofruteríasbricolaje y hasta empresas de ocio.

Hoy en día, vender online no es un handicap. Existen muchas plataformas que te ofrecen la posibilidad de promocionar tu negocio local en tu localidad. No tendría sentido vender un producto local de “compra online y recoge en tienda” para un negocio que esté en Madrid y el cliente esté en Valencia.

Para poner en marcha este tipo de servicios, no es necesario disponer de un TPV ni virtual ni físico aunque si es lo más recomendable, para de esta manera, asegurarte que el cliente ha pagado la compra antes de preparar el pedido. Hoy día no solo están las plataformas de pagos de los bancos, sino también otras como Paypal, Paycomet o el propio Bizum que la mayoría de bancos tienen implantados.

Quien no vende es porque no quiere modernizarse

Todo esto tiene una parte positiva que no es más que la fidelización de los clientes. Además, sabemos que no es una moda, sino una tendencia y ha venido para quedarse. Y ahora mi pregunta es:

¿Quién ha dicho que no se puede competir con las grandes?